martes 16 de marzo de 2010

Mitos mágicos de la India


Mitos mágicos de la India
Anita Nair
Duomo, 2009
200 pp.

Si la mitología acostumbra a ser complicada, cuando se trata del exuberante panteón de las divinidades indias desborda el cauce del entendimiento de los no expertos y se convierte en una selva de nombres y de personajes poco menos que inabarcable....


Anita Nair
Duomo, 2009
200 pp.





“Una noche, Aruna, diosa del amanecer y madre de Surya, dios del sol, se despertó en su cama agitada y sudando. Había escuchado una voz susurrándole que, si no tenía cuidado, su hijo la abandonaría y se iría en busca de lejanos horizontes. Si eso llegaba a suceder, el universo quedaría para siempre sumido en la oscuridad.”

Si la mitología acostumbra a ser complicada, cuando se trata del exuberante panteón de las divinidades indias desborda el cauce del entendimiento de los no expertos y se convierte en una selva de nombres y de personajes poco menos que inabarcable.

Pero con Mitos mágicos de la India no estamos ante un libro para expertos. La incursión que ha hecho Anita Nair, que abandona esta vez el mundo de la novela, parece dirigida a los niños porque en realidad lo que escribe son cuentos. Cuentos que narran la vida y las anécdotas que rodean a los dioses y que beben de la tradición, en forma de pequeños relatos tal como eran transmitidos de generación en generación y en el tono en que hicieron familiares los mitos ancestrales a la población de hoy.

Mitos mágicos de la India es un abanico que va desplegando, leyenda a leyenda, historia a historia, un fresco donde aparecen los nombres principales de ese Olimpo que en la India se deja ver en esculturas y pinturas de los templos, en las imágenes de los libros o en las ceremonias religiosas siempre difíciles de situar y comprender. Porque mucho más que en la mitología griega, en la india a los dioses se unen infinidad de avatares que los personifican y multiplican su apariencia, sus propiedades y su historial para hacerlos mas complejos y confusos a los ojos de quienes no se acercaron a sus vidas y conocieron sus elaboradas trayectorias.

Anita Nair regresa a su infancia pero se documenta también y recurre a sus maestros para retomar el relato de la tradición. Con Mitos mágicos de la India consigue, en un tono ameno y poético, introducirnos en el mundo de los dioses, en el de sus aventuras, en el de su relación con los hombres. Nos los acerca y con ello los humaniza y los vuelve comprensibles, a la vez que destaca también también sus excesos, su violencia y su crueldad marcando así la distancia que los separa de los hombres y los eleva al nivel de la divinidad.

Afecto, generosidad, fidelidad, astucia, engaño, fuerza, sangre… son virtudes, atributos y signos del inabarcable poder de los dioses. Son las armas mediante las cuales despliegan su bondad y también las herramientas con las que luchan para preservar su lugar y mantener el orden superior que sostiene al universo.

Son muchos los libros que tratan de las divinidades indias y que ayudan –a los humanos, sobre todo a los de Occidente- a poner en orden esa complicada existencia de la que tenemos noticia a través de los textos sagrados y de las tradiciones populares. Mitos mágicos de la India es una contribución singular a este deseo de entendimiento. Y es una excelente lectura que ilumina este mundo cargado de vitalidad y lleno de imaginación en el que se sostienen las creencias más arraigadas de una gran parte de la población de la India.